Aún si se reanudan las clases en este ciclo escolar, (que es difícil que suceda), la educación nunca volverá a ser igual y habrá que repensar qué y cómo enseñamos a nuestros niños a partir de ahora.

La propagación del coronavirus está forzando a muchas madres y padres de familia a trabajar de manera remota.