¿Cómo lograr que los niños disfruten las matemáticas?

Por mucho tiempo las matemáticas han sido temidas e incluso odiadas por la mayoría de los niños y hasta por los adultos, aun cuando ya no estudian. Pero para los docentes también es un área complicada, y a veces se encuentran en un ciclo donde “si se nos dificulta aprenderlas, se nos dificulta enseñarlas”.

Y ¿cuál es la raíz de esto? es simple, pero complejo al mismo tiempo, ya que NO hemos puesto atención a la base de la enseñanza de las matemáticas: el desarrollo del pensamiento lógico, una habilidad que cada persona construye mediante la coordinación de acciones en interacción con el medio y los objetos, es decir, con base en experiencias

A un niño no le van a gustar las matemáticas si las relaciona con memorizar y repetir fórmulas o reglas, por el contrario, sólo lo comprenderá si por ejemplo: aprende fracciones partiendo literalmente una fruta o una pizza, resolviendo problemas de la vida real, relacionando objetos cotidianos con figuras y formas, o jugando dentro de un ambiente gamificado para resolver enigmas y retos. 

El pensamiento lógico incluye la capacidad de identificar, relacionar y operar, lo cual aporta las bases para adquirir conocimientos matemáticos. Es decir, aprender a razonar, te permite aprender matemáticas, no al revés. 

Para entender con claridad esta diferencia, vamos a definir las matemáticas como el conjunto de conceptos, métodos y técnicas para analizar fenómenos y situaciones en contextos diversos, además de ser un vehículo para interpretar y procesar la información, mientras que el pensamiento lógico implica un razonamiento de naturaleza lógica, analítica y cuantitativa, que involucra el uso de estrategias no convencionales y un razonamiento divergente, novedoso o creativo.

Otra característica importante es que se desarrolla siempre de lo más simple a lo más complejo, permitiendo que las experiencias vayan entrelazando el aprendizaje y los nuevos conceptos en acción. 

El desarrollo del pensamiento lógico debería implicar todos los sentidos, ya que éstos son el punto de contacto de una persona con el mundo exterior, al ejercitarlos se obtiene un mayor provecho de cada uno de ellos. La educación de los sentidos sólo se adquiere a través de la interacción con el exterior y el movimiento mediante ambientes preparados. 

En resumen, las matemáticas idealmente se enseñan ¡jugando, manipulando y divirtiéndonos! 

Entonces, si me interesa apoyar en el aprendizaje de matemáticas ¿hacia dónde se deben orientar las estrategias?

  1. Necesitas lograr un cambio en la visión educativa de las matemáticas para percibirlas como un proceso y no como resultados registrados y calificados.
  2. Los niños construyen sus propios conocimientos a partir de la experiencia lúdica, observación y análisis del material. 
  3. El adulto es un observador activo de la mente del alumno y debe brindarle la ayuda necesaria para que el niño construya conceptos por medio de la manipulación del material concreto.
  4. Hacerle ver al pequeño que las matemáticas son parte de la vida: 
  • Contar y manejar dinero
  • Jugar juegos de mesa 
  • Observar e interpretar tablas en publicaciones 
  • Comparar precios en los productos
  • Ordenar contenedores por tamaño 
  • Elaborar recetas y calcular los ingredientes 
  • Planear gastos
  • Resolver acertijos
  • Aprender a leer el reloj 
  • Pesar objetos 
  • Clasificar objetos de casa en general 
  • Acomodar cajones 
  • Elaborar planes escritos

5.- Seguir las premisas en el desarrollo del pensamiento lógico:

  1. Siempre hay un reto por resolver
  2. Tocar/manipular/hacer
  3. Jugar/divertirse
  4. Razonar
  5. Adquirir seguridad 

Actualmente y gracias a la tecnología tenemos acceso a herramientas que facilitan la interacción de nuestros niños con las matemáticas, un ejemplo es Khan Academy, una herramienta que ofrece aprendizaje personalizado en donde quiera que esté, ya sea en la escuela o en la casa, basado en dominio para transformar la mentalidad de los estudiantes y ayudarlos a:

  • Desarrollar habilidades de pensamiento lógico mediante el juego y automonitoreo.
  • Es un apoyo adecuado para los docentes, padres y una guía para los alumnos, de acuerdo a su nivel de experiencia. 
  • Cumplir con las 5 premisas de aprendizaje: retar, hacer, jugar, razonar y adquirir seguridad.  
  • Motivar a los alumnos a volverse expertos en cada nivel a través de la gamificación.
  • Permite la ejecución de nuevas pedagogías como Flipped Classroom o Aula Invertida.

Si te interesa recibir capacitación en el uso de Khan Academy o saber cómo implementar técnicas innovadoras para enseñar matemáticas, escribe a info@clublia.com, con gusto te podemos apoyar.

Por Elisa Carpio, Coach Educativa de Club LIA